Buscar

En el post de hoy nuestra co-directora Zaida Caminero un estudio realizado en este año sobre Pilates Reformer en mujeres sedentarias.


Comunmente el pilates se ha asociado a la actividad apropiada para personas con algún tipo de patología, pero más alla de ese objetivo hay evidencias de otros beneficios a nivel físico y psicológico en personas sedentarias.


Este año se ha publicado un estudio que demuestra que la práctica continuada de pilates reformer influye postitivamente en el control del peso corporal, las puslaciones, la flexibilidad , y la cantidad de glucosa en sangre post-ejercicio.


El estudio fue realizado por Suna, G., & Işildak, K. en 2020 y se llevó a cabo durante 8 semanas con 30 mujeres sedentarias de entre30 y 36 años. Realizaban 3 sesiones semanales de 60´de duración.


Los resultados fueron significativos en cuanto a las mediciones en:

  • Peso

  • Flexibilidad

  • Frecuencia cardíaca en reposo

  • Frecuencia cardíaca máxima.

  • Glucosa en sangre post-ejercicio

Nuestra experiencia con esta versátil máquina es muy positiva con personas que no han hecho ejercicio físico previamente, ayundándoles a mejorar su movilidad, su calidad de vida, su postura y composición corporal complementando este buen hábito con un asesoramiento nutricional adecuado.


Suna, G., & Işildak, K. (2020). Investigation of the Effect of 8-Week Reformer Pilates Exercise on Flexibility, Heart Rate and Glucose Levels in Sedentary Women. Asian Journal of Education and Training, 6(2), 226-230.


A continuación os dejamos el artículo completo para que podáis leerlo y sacar vuestras conclusiones.

Reformer
.pdf
Download PDF • 413KB

21 vistas0 comentarios

En el post de hoy, Alvaro García, uno de nuestros entrenadores especializados en entrenamiento funcional nos habla de uno de los ejercicios más de moda en los últimos tiempos y una nueva corriente en relación a la transferencia de sus beneficios en el entrenamiento. Esperamos que os sea de interés y empecéis a entender que en el entrenamiento cualquier movimiento tiene la importancia que posea el vector hacia el que va dirigida la fuerza.


Los últimos años han visto un aumento en la popularidad del ejercicio de hip thrust con fuerza y condicionamiento a la práctica. El hip-thrust es un ejercicio de resistencia que utiliza la parte posterior de la cadena de los músculos extensores de la cadera, como los glúteos y los isquiotibiales, para ejecutar el movimiento.

Los efectos del hip thrust puede variar desde un aumento en el tamaño del glúteo máximo (hipertrofia) hasta un aumento en la fuerza y potencia. Hay investigaciones emergentes que sugieren que el empuje de la cadera produce efectos de entrenamiento que son diferentes a otros enfoques más tradicionales, y por lo tanto eso apoya su inclusión en un programa de entrenamiento.

Por ejemplo, en contraste con la posición en la espalda, el hip thrust requiere un momento de extensión de cadera para mantenerse incluso cerca de la extensión total de la cadera y, de manera similar, resulta en una mayor activación de los glúteos y los isquiotibiales.

La creciente prevalencia del hip thrust a su vez ha llevado a una serie de investigaciones diferentes Estudios que han buscado explorar la utilidad del hip thrust como un ejercicio para mejorar los deportes. En particular, ha habido interés en evaluar si existen habilidades físicas particulares para las cuales el hip thrust es una herramienta de entrenamiento especialmente efectiva.

Esto se puede caracterizar como un Evaluación de la especificidad del hip thrust a diversas habilidades. Del mismo modo, la especificidad del hip thrust ha sido comparado con otros ejercicios de entrenamiento de resistencia más tradicionales.

Estos estudios recientes han tomado varios enfoques. Por ejemplo, Loturco et al. Evaluó la correlación entre rendimiento del hip thrust y diversas habilidades atléticas, como saltos verticales, y sprints de distancias variables, mientras que Contreras et al. Consideró el efecto de una intervención de entrenamiento. consiste en el hip thrust en varias medidas de rendimiento, como altura de salto vertical, horizontal distancia de salto, 10 y 20 m de velocidad y fuerza isométrica en la parte media del muslo. En ambos estudios también se comparó el hip thrust con otros ejercicios tradicionales.

En un intento por explicar algunas de las diferencias que se han encontrado en estudios como los de Loturco et al. y Contreras et al. ha sido común referirse al llamado teoría "vector de fuerza". Según esta teoría, las habilidades deportivas se pueden clasificar en función de la dirección de la expresión de fuerza en relación con el marco de coordenadas global (mundo fijo). El sprint se consideraría una actividad horizontal. Del mismo modo, los ejercicios de entrenamiento de resistencia también se clasificarían como horizontales o verticales en el mismo base. La teoría del vector de fuerza sugiere que los ejercicios horizontales son más específicos para el desempeño de habilidades horizontales y los ejercicios verticales son más específicos para el desempeño de habilidades verticales.


En el artículo de Loturco et al. Afirman que "la teoría del vector de fuerza es un método metodológico emergente. enfoque, basado en una base mecánica sólida y bien establecida”. La verdad de esta afirmación es difícil de evaluar ya que no indican dónde se puede encontrar esta base. De hecho, discutiríamos que esta teoría está realmente en oposición directa a los criterios aceptados más comúnmente de especificidad mecánica que se utilizan en fuerza y ​​acondicionamiento; Es decir, el principio de correspondencia dinámica. (DC). Un supuesto fundamental que se hace al emplear los criterios de DC es que las fuerzas que actúan sobre o expresadas por el atleta deben considerarse en relación con lo local (arreglado por el atleta) Sistema de coordenadas del atleta, no del marco global. Por ejemplo, durante la aceleración y la alta velocidad. En funcionamiento, las fuerzas de reacción en el suelo (GRF) se expresan en una dirección relativamente similar en relación con la atleta. Durante la carrera de alta velocidad, el GRF es predominantemente vertical, mientras que, en aceleración, hay una mayor fuerza horizontal en relación con el marco global. Sin embargo, La razón de esto es porque el atleta se inclina hacia delante para proyectar más fuerza horizontalmente.

En con conclusión, queremos probar la teoría del vector de fuerza evaluando el efecto de un programa de entrenamiento de hip thrust en salto vertical y sprints, usando los términos de La teoría del vector de fuerza, el hip thrust es un ejercicio “horizontal”, y por lo tanto debería producir una mayor mejora en el rendimiento de los sprints que el rendimiento de salto vertical.

LIMITACIÓNES:

  • No hay grupos control y experimental, solo experimental

  • No se ha comparado con otros ejercicios tradicionales de resistencia

BIBLIOGRAFÍA:

Fitzpatrick, D. A., Cimadoro, G., & Cleather, D. J. (2019). The Magical Horizontal Force Muscle? A Preliminary Study Examining the “Force-Vector” Theory. Sports, 7(2), 30.

Contreras, B.; Vigotsky, A.D.; Schoenfeld, B.J.; Beardsley, C.; Cronin, J. A Comparison of Gluteus Maximus, Biceps Femoris, and Vastus Lateralis Electromyographic Activity in the Back Squat and Barbell Hip Thrust Exercises. J. Appl. Biomech. 2015, 31, 452–458.

Contreras, B.; Vigotsky, A.D.; Schoenfeld, B.J.; Beardsley, C.; McMaster, D.T.; Reyneke, J.H.T.; Cronin, J.B. Effects of a Six-Week Hip Thrust vs. Front Squat Resistance Training Program on Performance in Adolescent Males: A Randomized Controlled Trial. J. Strength Cond. Res. 2017, 31, 999–1008

Loturco, I.; Contreras, B.; Kobal, R.; Fernandes, V.; Moura, N.; Siqueira, F.; Winckler, C.; Suchomel, T.; Pereira, L.A. Vertically and horizontally directed muscle power exercises: Relationships with top-level sprint performance. PLoS ONE 2018


15 vistas0 comentarios

En el Post de hoy nuestra compañera Paula Ruíz Grado, Educadora Física,

revisa la bibliografía en torno a un tema más frecuente de lo que pensamos: La incontinencia Urinaria.


Incontinencia urinaria (IU) : Pérdida involuntaria de orina, que condiciona un problema social e higiénico (González, 2014)


La incontinencia urinaria es una de las alteraciones mas frecuentes del aparato genito-urinario, afectando en torno al 40% de las mujeres españolas, de las cuales el 5% supone un gran trastorno.


Se trata de una disfunción que suele permanecer oculta, quizá por la creencia popular de ser algo normal asociado a la edad y a los partos. Mucha gente cree que la solución a sus problemas de incontinencia es resignarse al uso de compresas absorbentes, medidas farmacológicas o bien intervenciones quirúrgicas, olvidándonos de tratamientos eficaces como es el entrenamiento del suelo pélvico.


TIPOS DE INCONTINENCIA


I.U. de Esfuerzo (IUE): se define como la pérdida involuntaria de orina asociada a un esfuerzo físico que provoca un aumento de la presión abdominal. Se produce cuando hay un aumento súbito de la presión intraabdominal, el esfínter no es capaz de soportarla y se produce el escape Es la más frecuente en mujeres.

I.U. Mixta (IUM): es la percepción de pérdida involuntaria de orina asociada tanto a urgencia como al esfuerzo . La única forma de identificarla es mediante un estudio urodinámico . Es más frecuente en mujeres premenopáusicas.

I.U. de Urgencia (IUU): es la incapacidad para contener la orina el tiempo suficiente para ir al baño, siendo la más frecuente en personas mayores.

I.U. por rebosamiento: frecuente en varones por obstrucción prostática.

I.U. inconsciente: es la pérdida involuntaria de orina sin deseo miccional e independientemente de cualquier aumento de la presión abdominal.


INCONTINENCIA URINARIA EN EL DEPORTE


Los estudios sobre la incontinencia urinaria en una amplia gama de deportes muestran que el debilitamiento del suelo pélvico en deportistas puede NO SER SOLO CAUSADO POR EL IMPACTO SOBRE EL SUELO.

La presión constante sobre los músculos de la pelvis durante muchas horas genera mayor riesgo de IU que el impacto (Simone et al, 2010)

Un estudio realizado en atletas de élite demuestra que las mujeres experimentaban mas pérdidas de orina en los entrenamientos que en la competición ( 95,2% vs 51,2%).

La explicación de esto deriva en que existe un aumento de catecolaminas durante la competición y este aumento puede ayudar a aumentar la presión de cierre uretral (Thyseen et al, 2002)





¿MEJORA EL ENTRENAMIENTO DE SUELO PÉLVICO LA INCONTINENCIA URINARIA?


Autores como Aksac y col, realizaron diferentes estudios donde comparaban el entrenamiento de la musculatura del suelo pélvico frente a tratamientos farmacéuticos, electroterapias y otras terapias alternativas como la acupuntura. En todos ellos, se afirma una disminución de la incontinencia urinaria debido al entrenamiento de la musculatura de suelo pélvico.


Otros de los estudios como el realizado por Liebergall-Wischnitzer y col, afirma que los ejercicios de potenciación de la musculatura del suelo pélvico realizados mediante un método de entrenamiento circular contribuyen de forma positiva a mejorar la actividad sexual de las mujeres con IUE o IUM (Incontinencia urinaria de esfuerzo o Incontinencia urinaria mixta).


¿QUÉ EJERCICIOS SON LOS MAS UTILIZADOS?


Los ejercicios más utilizados para potenciación de la musculatura del suelo pélvico son: potenciación de los músculos pubovaginales, puborectales y pubocoxígeos, mediante ejercicios realizados simultáneamente al aumento de la presión abdominal o ejercicios de potenciación de la musculatura del suelo pélvico mediante ciclos de contracciones y reposo a diferente intensidad y frecuencia y/o acompañados de palpación digital.

En gran parte de los trabajos analizados los autores incluyen un entrenamiento previo del paciente en el cual toma conciencia de su musculatura y aprende a contraer o relajar dicha musculatura de forma voluntaria.


BIBLIOGRAFÍA


B. González Sánchez, J. Rodríguez-Mansilla , A. de Toro García, M.V. González López-Arza. 2014. Eficacia del entretenimiento de la musculatura del suelo pélvico en incontinencia urinaria femenina. http://scielo.isciii.es/pdf/asisna/v37n3/revision1.pdf


Estudillo F, Garrido S, Sánchez C, Nieto M, Rodríguez F. 2004. Incontinencia urinaria en la mujer ¿qué debemos saber?. file:///C:/Users/pc/Downloads/Dialnet-IncontinenciaUrinariaEnLaMujerQueDebemosSaber-3100014.pdf


Díaz Mohedo E, Moreno Morales N, Madina Porqueres I, Pineda Galán C, Barón López FJ. 2004. Análisis de la incontinencia urinaria en la mujer deportista. Fisioterapia. file:///C:/Users/pc/Downloads/S021156380473117X.pdf


H. H. Thyssen, L. Clevin, S. Olesen and G. Lose. 2002. Urinary Incontinence in Elite Female Athletes and Dancers https://www.researchgate.net/publication/11372002_Urinary_Incontinence_in_Elite_Female_Athletes_and_Dancers#fullTextFileContent







20 vistas0 comentarios

ENCUÉNTRANOS

  • Facebook MASQPILATES
  • Instagram - White Circle

605 703 879

C/Real nº41 Planta 1ª

La Línea de la Concepción

google-maps-png-google-maps-icon-1600.pn

Sports Clinic